Cáncer de la piel: protegiendo su piel del daño ocasionado por el sol

¿Por qué el sol es tan malo para mi piel?

Los rayos solares, que se conocen como rayos ultravioleta A y rayos ultravioleta B (rayos UVA y UBV) dañan su piel. Esto produce arrugas tempranas, cáncer de la piel y otros problemas de la piel.

Estar en el sol frecuentemente, con el tiempo, así usted no se queme, puede producir cáncer de la piel. Un bronceado corporal es un atentado desesperado de la piel para protegerse a sí misma de los rayos dañinos del sol.

¿Son más seguras las cabinas para broncearse?

No. Las cabinas para broncearse usan rayos ultravioletas. Los fabricantes de las cabinas pueden declarar que ellos usan rayos UVA "inofensivos". Pero tanto los rayos UVA como los rayos UVB causan daño a la piel. Mientras que los rayos UVA demoran más que los rayos UVB para dañar la piel, estos penetran más profundo en la piel que los rayos UVB.

¿Dónde es más probable que se presente el cáncer de la piel?

La mayoría de los cánceres de la piel ocurren en partes del cuerpo que están continuamente expuestas al sol. Estas áreas incluyen la cabeza, el cuello, la cara, los bordes de las orejas, las manos, los antebrazos, los hombros, la espalda, el pecho en los hombres, y la parte de atrás y de abajo en las piernas de las mujeres.

¿Cuáles son los factores de riesgo para el cáncer de la piel?

Varias cosas pueden ponerlo en un riesgo mayor de tener cáncer de la piel algún día:
  • Tener piel blanca, pelo rojo o rubio
  • Tener los ojos de color claro
  • Quemarse con el sol fácilmente
  • Tener muchos lunares, pecas o marcas de nacimiento
  • Trabajar o jugar afuera
  • Haber estado en el sol por mucho tiempo cuando era niño.
  • Haber tenido una quemada de sol grave
  • Tener miembros en la familia con cáncer de la piel
  • Broncearse en el sol o con una lámpara

¿Cómo debe verse un lunar normal?

Un lunar normal es todo de color café claro, café, café oscuro o del color de la piel. Sus bordes son bien definidos. Frecuentemente es más pequeño que 1/4 de pulgada (0,63 cm.) en diámetro y tiene una forma redonda u ovalada. Debe ser plano o en forma de cúpula.

¿Cómo puedo saber si mi lunar no es normal?

Lo más importante es observar cualquier cambio en un lunar que usted tiene o la aparición de un lunar nuevo. La mayoría de los lunares normales han aparecido ya a la edad de 30 años. Cualquier lunar que aparece después de la edad de 30 años debe observarse cuidadosamente y notificárselo a su médico de familia.

Señales de cáncer a la piel: regla ABCDE

A por asimetría: un lunar que al dividirse en dos no se ve igual en ambos lados

B por borde: un lunar que tiene bordes poco definidos o indentados

C por color: los cambios en el color de un lunar incluyen el oscurecimiento, la extensión del color, pérdida del color o aparición de colores múltiples como azul, rojo, blanco, rosado, violeta o gris.

D por diámetro: un lunar con un diámetro mayor que 1/4 de pulgada (0,63 cm.)

E por elevación: un lunar que está levantado por encima de la piel y que tiene una superficie desigual



Otras señales incluyen

  • Un lunar que sangra
  • Un lunar que crece rápidamente
  • Un crecimiento escamoso o con costra en la piel
  • Una llaga que no se cura
  • Un lunar que le pica

¿Cómo puedo prevenir el cáncer de la piel?

La clave es evitar estar en el sol o usar lámparas de sol. Si usted va a estar en el sol por cualquier cantidad de tiempo, use ropa hecha de tela con un tejido apretado para que los rayos del sol no pasen a través de la tela hasta su piel, y permanezca en la sombra cuando pueda. Póngase un sombrero de ala ancha para protegerse la cara, el cuello y las orejas.

Recuerde que las nubes y el agua no lo protegerán; del 60% al 80% de los rayos solares pueden pasar por entre las nubes y pueden alcanzar a los nadadores por lo menos un pie (0,3 m.) debajo de la superficie del agua. Los rayos de sol también son reflejados desde el agua, la nieve y la arena blanca.

Consejos para prevenir el cáncer en la piel

  • Evite el sol, especialmente desde las 11 a.m. hasta las 3 p.m. cuando los rayos de sol son más fuertes.
  • No use cabinas o lámparas para broncearse.
  • Use ropa y sombreros para protegerse.
  • Revise su piel por si mismo cada mes para ver si tiene señas de cáncer.
  • Si usted ve un área de su piel que tiene una apariencia diferente a lo normal pregúntele al respecto a su médico de familia.

¿Debo usar crema protectora solar?

Si usted no puede protegerse manteniéndose alejado del sol o usando ropa adecuada para hacerlo, use crema protectora solar para ayudar a protegerse. Pero no piense que está completamente a salvo del sol tan solo porque está usando crema protectora solar.

¿Cómo debe usarse la crema protectora solar?

Use cremas protectoras solares con un factor de protección contra el sol (SPF por sus iniciales en inglés) de 15 o más. Colóquese la crema protectora solar en cualquier lugar en que los rayos del sol puedan tocarlo; inclusive en las orejas, en la parte posterior del cuello y en las partes de su cuero cabelludo donde no le crece cabello. Póngase más cada hora si está sudando o si está nadando.

¿Cuál es la mejor manera de hacerse un examen de la piel por si mismo?



Mirror

Sitting

Head

La mejor manera es utilizando un espejo que le permita verse todo el cuerpo y un espejo de mano para revisar cada pulgada (2,5 cm.) de su piel.
  1. Primero, usted necesita aprender dónde están sus marcas de nacimiento, lunares y manchas y también recordar cómo es la apariencia regular de éstas. Revise a ver si tiene algo nuevo; un cambio en el tamaño, textura o color de un lunar, o una llaga que no le sana.
  2. Observe el frente y la parte de atrás de su cuerpo en el espejo, después alce los brazos y mire el lado izquierdo y al lado derecho.
  3. Doble los codos y mire cuidadosamente las palmas de sus manos y sus antebrazos, incluyendo la parte de abajo y también mírese los brazos.
  4. Chequee la parte de atrás y el frente de sus piernas. Mírese entre la parte carnosa de sus nalgas y alrededor del área genital.
  5. Siéntese y examine sus pies cuidadosamente incluyendo la parte de debajo de sus pies y los espacios entre los dedos del pie.
  6. Mírese la cara, el cuello y el cuero cabelludo. Posiblemente quiera usar un peine o un secador de pelo para mover el cabello de modo tal que usted pueda ver bien.

Chequeándose usted mismo regularmente, se familiarizará con lo que es normal en su cuerpo. Si encuentra algo diferente de lo normal vaya a ver a su médico. Entre más temprano se detecte el cáncer de la piel mejor es la posibilidad de que pueda curarse.

Inicio